El aula, espacio de crecimiento

El modelo educativo de la EIC cobra vida en espacios y edificios que favorecen la actividad docente variada y creativa. La arquitectura crea un entorno dinámico e íntimo, funcional y acogedor. El espacio Fórum, a cuyo alrededor se organizan el aulario y los servicios, es un punto de encuentro para estudiantes, profesorado y familias. Además, tenemos espacios para los deportes, la música y la tecnología, laboratorios y talleres. Las aulas, insonorizadas y ventiladas, son muy luminosas y sus grandes ventanales permiten disfrutar del entorno natural.

Toda la escuela está pensada como espacio educativo, por eso el diseño de las aulas, los pasadizos, los patios interiores o las zonas de deporte, de encuentro y jardines, permiten que la actividad docente se imparta de forma flexible y variada a lo largo de todo el curso escolar, aprovechando también la bondad del clima en nuestro territorio.

La EIC es un centro pionero en el uso innovador y eficiente de las tecnologías del aprendizaje y el conocimiento. Entendemos las nuevas tecnologías, la robótica y la programación informática como herramientas que permiten aprender de forma más rápida y eficaz, y que desarrollan la capacidad de pensar. Eso se hace evidente en las aulas, que cuentan con un equipamiento tecnológico extraordinario y un equipo docente preparado para sacarle todo el provecho posible.