Comedor

La alimentación es un factor clave en la vida de los niños y niñas y los jóvenes y tiene una incidencia directa sobre el rendimiento a lo largo de todo el proceso de aprendizaje. En la EIC velamos para que nuestro alumnado disfrute de una alimentación sana, variada, equilibrada y de calidad. No solo fomentamos la adquisición de hábitos saludables, entre ellos el consumo de fruta y verdura, sino que también entendemos el comedor como un espacio de socialización y cultura.

La escuela cuenta con una moderna cocina in situ y varios comedores: para los más pequeños y para los mayores, con dos proyectos adaptados a las diferentes edades y sus necesidades.

Además de la comida, se ofrecen meriendas y desayunos. Los servicios se pueden contratar por mes o por días. Se realiza un seguimiento individualizado en caso de necesidades especiales y también se ofrecen menús especiales adaptados a las necesidades del alumnado, como el menú sin gluten, el menú vegetariano, etc.

Potenciamos mucho que las familias conozcan el proyecto del comedor de la escuela, con presentaciones de nuestra dietista y nutricionista, el equipo de monitores y monitoras o el equipo experto que se encarga de la cocina. Además, al igual que en otros ámbitos de la educación y en las diferentes asignaturas, se mandan a las familias informes y valoraciones sobre el aprovechamiento, la conducta y los hábitos de los alumnos/as en el comedor. La guardería manda cada día un informe a los padres para que sepan cómo han comido sus hijos e hijas, y durante primaria, ESO y bachillerato se mandan reportes periódicamente, y el informe de notas recoge comentarios referentes al comportamiento y los hábitos observados en el comedor, aspecto al que la EIC otorga gran importancia.