Actividades de servicio a la comunidad

En la EIC entendemos que la educación es un proceso integral que debe abarcar las dos dimensiones del ser humano: la personal y la comunitaria. Con el fin de articular el aprendizaje y el desarrollo personal con los servicios a la comunidad, impulsamos programas de mentoring y de aprendizaje y servicio.

Las actividades son muchas y variadas, con un programa muy bien pensado para cada edad, de modo que garantiza que los alumnos adquieran nuevas responsabilidades y conocimientos a medida que van madurando como personas y como alumnos.

A lo largo del proceso educativo, los alumnos realizan labores de servicio, dentro y fuera de la escuela, que suponen un beneficio para la comunidad y que son un complemento de su formación. Aprenden así el valor del esfuerzo y cultivan la solidaridad y la generosidad. Estas actividades se traducen, además, en una mejora académica de los alumnos y una base de valores y capacidades muy importante para su futuro y muy bien valorada por las mejores universidades de todo el mundo.