Actualidad
La escuela que queremos para nuestros hijos

¿Cuál es la mejor escuela para nuestros hijos e hijas y cómo elegirla? Estas son las preguntas que se hacen las familias que se nos cercan para ver y decidir si nuestro centro podría ser a partir de ahora el lugar donde sus hijos e hijas reciban la educación que desean. Es el momento de decidir lo que es más preciado y que todos valoran por igual: “la educación es lo más importante que podemos dejar a nuestros hijos/as para su futuro”. En el momento actual, esta es una pregunta que está más que nunca acotada por la oferta real que pueden esperar encontrar en los diferentes modelos escolares que tienen, conocen o visitan. En realidad la cuestión clave a resolver es: ¿qué escuela se les ofrecerá el curso que viene?

En la EIC siempre hemos recomendado a las familias acercarse, visitarnos, conocer al máximo el equipo de profesionales y su modelo educativo, detalles de la vida escolar, de los valores y funcionamiento de una institución y de un equipo que, si se deciden a venir, será su partner educativo, la otra mitad del importante binomio educativo: la familia y la escuela. Vale para la EIC y para cualquier escuela. Conocer y sentirse seducido, seguro y convencido de la escuela que elegimos es muy importante. Para los padres y madres, pero también y de forma evidente, por la confianza que transmitirán a sus hijos e hijas de forma directa e indirecta y que se convertirá en la base de la seguridad con la que entran a la escuela cada día.

De un alumno seguro de sí mismo, confiado en la escuela y motivado, en un entorno feliz, saldrá un mejor aprendizaje y un futuro prometedor. Su futuro, que es único y diferenciado, como lo es él mismo, sus capacidades, talentos y ambiciones. Si esto siempre ha sido cierto, ¿por qué ahora se nos presenta como especialmente relevante y novedoso?

Pues porque, por desgracia, con la pandemia del Covid-19, hemos visto el mundo y nuestra existencia complicarse como no habíamos ni sospechado: rápida, curda e intensamente. También hemos visto cómo se ha reaccionado de una forma u otra ante muchos retos sociales que se nos presentaban: sector sanitario, investigación, carrera para las vacunas, economía, puestos de trabajo… e incluso normas concretas para poder sacar a pasear al perro o salir a hacer deporte.

Desgraciadamente, también hemos visto cómo de educación se ha hablado poco, demasiado poco, y cómo hay un sentimiento generalizado que ha quedado en manos de los docentes motivantes y con vocación, los centros organizados y los proyectos capaces de reaccionar. De un día para otro, se ha dejado fuera de las aulas al alumnado y, en muchas ocasiones, sin escuela: ni contenidos ni rutinas ni acompañamiento. No hace falta decir, aprendizaje académico.

Comprendemos que esta sensación y sentimiento, porque nosotros mismos como centro educativo hemos vivido estos tiempos como un reto colosal, un compromiso ineludible y a la vez un motivo de sacar la vocación que sentimos y el deber que tenemos de cuidar a nuestro alumnado (y, por ende, sus familias), ya que comprendíamos que ahora éramos más importantes que nunca y era necesario estar a su lado desde el primer día.

Por eso en los meses que han pasado, hemos desarrollado lo que hemos bautizado como “la Escuela del confinamiento” (desde P1 hasta BAT&IB), un modelo híbrido (en línea y presencial a la vez) o finalmente ya solo presencial pero “covid-free” (en un espacio cuidado y vigilado, seguro y protegido con rutinas y protocolos estrictos). De este sobreesfuerzo hecho por toda la comunidad EIC, hemos sacado rendimientos muy evidentes ( mantenimiento de rutinas, refuerzo de la autoestima y la autonomía personal, ganancias académicas y muchos aprendizajes en general) y, sobre todo, poner la base del plan estratégico del próximo curso 20/21.

Es por ello que, cuando vienen y nos preguntan por el curso que viene, podemos explicar a las familias todo lo que hemos hecho durante el 19/20 y que ahora estamos a punto para empezar con presencialidad (como el Departamento de Educación recomienda, pero con mucho cuidado de hacerlo en un entorno muy seguro), a la vez que también estando a punto y habiendo planificado cualquier giro que la situación pueda dar durante el verano o durante el curso: podría ser que al final solo puedan ir a la escuela unos grupos de edad y el resto en línea, podría ser que todos pero unos días en el centro escolar y unos días en casa, o en una situación más extrema todos a casa y una escuela en línea. Para todos los casos tenemos un plan y para cada tramo del plan ya tenemos experiencia.

Una experiencia que ha dado buenos frutos, pero que con el tiempo de maduración, revisión con familias y alumnado hemos podido mejorar, para llevar a niveles superiores y muy garantistas de poder ofrecer un curso consistente, académicamente sólido y socialmente adecuado para el alumnado. De pequeños a mayores, para todas las edades, desde P1 a BAT&IB, porque para todas las edades es importante no perder el referente de los docentes, la aportación educadora de la escuela, la figura del maestro y la relación con los compañeros. También para las familias a quien es necesario ayudar más que nunca a compaginar su doble rol de padres, madres y educadores si la escuela finalmente se traslada a casa. Por eso afrontamos con optimismo el próximo curso, que será un nuevo reto, pero ahora ya, en la EIC, con garantías renovadas.

Noticias destacadas
La Escola Internacional del Camp abrió sus puertas el pasado 2 de septiembre con un programa de bienvenida para todos los alumnos de P1 a Bachillerato para continuar dando apoyo a estudiantes y familias. El curso pasado, la escuela se mantuvo abierta hasta el 3 de julio para todos los niños y niñas de Primaria, Secundaria y Bachillerato y hasta el 17 de julio para el alumnado de P1 a P5 para...
¿Cuál es la mejor escuela para nuestros hijos e hijas y cómo elegirla? Estas son las preguntas que se hacen las familias que se nos cercan para ver y decidir si nuestro centro podría ser a partir de ahora el lugar donde sus hijos e hijas reciban la educación que desean. Es el momento de decidir lo que es más preciado y que todos valoran por igual: “la educación es lo más importante que podemos...
Dada la demanda después del confinamiento, la Escola Internacional del Camp ha preparado un entorno seguro para organizar jornadas de puertas abiertas con cita concertada para que las familias puedan conocer de primera mano el sistema que hemos desarrollado para continuar con la docencia en pleno confinamiento, de forma virtual, presencial o híbrida (como hacemos actualmente). Las fechas...